El origen de la encuadernación

610 45 41 67
El origen de la encuadernación

En cualquier libro, para que resulte cómoda la lectura, es fundamental contar con una buena encuadernación. De ese modo también podrá mantenerse en buen estado con el paso del tiempo. No deja de ser una forma de proteger el contenido, las hojas, que ya se deterioran lo suficiente con los años. Pero, ¿de dónde nos viene la tradición de colocar esas encuadernaciones? De ello te vamos a hablar en esta nueva entrada de nuestro blog, como expertos en encuadernaciones de notaría en Murcia.

En realidad, la encuadernación tiene su origen en Egipto hace muchos siglos, cuando se empezó a transformar el rollo de pergamino o papiro. La idea no era otra que poder conservar el texto escrito. Aunque no hubo cambios sustanciales durante años lo cierto es que se crearon una gran variedad de estilos diferentes.

En los orígenes las tapas no eran más que dos tablas de madera sujetas por unas cuerdas al cuerpo del libro. Con el tiempo esas dos tablas se fueron convirtiendo en unas obras de arte con miniaturas, iluminaciones, trabajos de orfebrería, etc. Pero al mismo tiempo, en los conventos empezaron a aparecer unas encuadernaciones más sobrias durante el siglo XIII.

Los monjes irlandeses nos trajeron a los europeos las técnicas empleadas por los artesanos del norte de África para el encuadernado. Y es que, con el tiempo, se empezó a emplear metales preciosos, marfil, esmaltes, y otros elementos.

El libro era un objeto valioso y no se dejaba al azar ningún elemento.

En caso de que estés interesado en nuestros servicios de encuadernaciones de notaría en Murcia puedes solicitarnos información sin ningún compromiso.

Consulta con los profesionales de Encuadernaciones del Suereste toda la información que necesites sobre tipos de encuadernaciones, tarifas, etc.

haz clic para copiar mailmail copiado